Fernández consideró que sus años de gestión fueron “difíciles” pero no “todo lo mal que dicen”

El presidente Alberto Fernández reivindicó hoy sus cuatro años de gestión en el gobierno nacional, que “no estuvo todo lo mal que algunos dicen”, y criticó al exmandatario Mauricio Macri que dejó “un gran escollo a nosotros y a las generaciones que siguen” a través de la deuda con el Fondo Monetario Internacional.

En diálogo con el programa radial Rayos X, que se transmite por Radio 10, Fernández expresó: “Han sido cuatro años difíciles para todos y por eso nos queda un sabor agrio en la boca”.

“Uno puede quedarse con esa lectura pesimista o tener en cuenta qué pasó en estos cuatro años. No estuvo todo lo mal que algunos dicen”, señaló el jefe de Estado.

Y recordó que “tuvimos que hacernos cargo de una deuda con acreedores privados, que pudimos ordenarla, y la peor de las deudas con el FMI, que nos quita capacidad de decisión propia”, marcó aunque destacó que “también pudimos hacer un acuerdo con el Fondo”.

Asimismo, señaló que “Argentina en los últimos años creció 16 puntos, que es muchísimo, a diferencia del gobierno que me precedió, cuyo PBI cayó muchísimo”.

“Nosotros recuperamos muchísimo. Abrieron 30 mil pymes, llevamos 33 meses consecutivos de crecimiento del empleo registrado”, amplió Fernández.

Y detalló que “en los últimos dos años, los salarios de trabajo registrado le ganaron a la inflación, pasa que vienen de perder 20 puntos con Macri. Es una tarea pendiente que nos queda”.

“Cuando revisás tenés una Argentina donde muchas cosas cambiaron, la salud y la educación pública volvieron a ser una prioridad”, subrayó.

Además, recordó que “el año pasado sobrecumplimos las metas que nos había fijado el Fondo”, y señaló que “este año nos arruinó la sequía, hizo que dejen de entrar 20 mil millones de dólares. Es un daño incalculable a la economía argentina”.

También resaltó que “cuando empezó la pandemia, el jefe de la oposición (Macri) me dijo que me ocupe de la economía y que se mueran los que se tengan que morir. Yo le dije que la economía se recupera pero las vidas no”.

“Hay que acordarse de los que dijeron que no iban a abrir más hospitales en la provincia de Buenos Aires mientras fueran gobierno. Les pido que recuerden esto, los vimos actuar, los vimos invitar a marchas en la calle en el momento en que la pandemia asolaba y no les importaba nada. Nos acusaron a suministrar veneno cuando vacunábamos a los argentinos y argentinas”, afirmó.

Por otra parte, destacó que recientemente “la Unión Europea por primera vez a las Islas Malvinas las llamó Islas Malvinas. En términos diplomáticos tiene una trascendencia enorme”.

“Cuando me senté con Boris Johnson, me dijo que tenía mucho dinero para invertir en Argentina en energía. Pero no quiso hablar del Malvinas y ahí se terminó la conversación”, indicó.

Fernández también destacó que durante su gestión “los espías desaparecieron de tribunales, la agencia de inteligencia dejó de ser un brazo de extorsión”.

“En Argentina hoy critico mucho a la justicia pero no llamo a ningún juez para que haga o deje de hacer algo. Esas cosas existieron cuando se hacía la mesa judicial, cuando se escuchaban entre ellos, perseguían opositores”, apuntó.

Finalmente, se refirió a la situación de los jubilados en el país y valoró que “no pagan más medicamentos”, que “no alcanza pero es una ayuda, es un 30% que te queda en el bolsillo”.

“Si no estuviera eso gastarían un tercio de su jubilación en medicamentos. Escuché a un economista de la oposición decir que hay que volver a cobrarle a los jubilados los medicamentos. Se dan cuenta que distinto es todo”, completó.